Menú para la boda

En las recepciones nupciales lo más común es encontrar la comida tipo buffet donde los invitados son los encargados de hacer la fila para recibir el plato, lo que minimiza los costos en meseros y permite a cada persona decidir lo que desea comer, también son comunes los platos servidos a la mesa, que evitan la incomodidad de hacer una fila pero limitan en la opción del plato.

Sin embargo, dentro de estas dos opciones existen ciertas inclinaciones que hacen que esos inconvenientes se minimicen.

En cuando a plato servido a la mesa la opción de pescados y patatas es siempre una buena elección pues es una comida muy europea que es de gusto muy generalizado. Es importante que se escojan bien las verduras que acompañaran el plato ya que al haber solo una opción no se pueden escoger verduras u hortalizas poco llamativas ya que no muchas personas están acostumbradas a comerlas. Lo más importante es escoger tanto en salsas como en ensaladas, verduras o arroces, las variedades que la gente más consuma para así asegurarse de estar satisfaciendo a la mayor cantidad de gente.

A la hora del buffet, el buffet libre o de tapas es una excelente opción ya que las personas no deberán hacer fila pues no importa el orden en el que sea servido el plato ni las opciones que se escojan para este.  Además el buffet libre sugiere la posibilidad de combinar casi de cualquier manera los platos ofrecidos así que será aún más fácil que a todas las personas presentes les guste lo ofrecido.

En cuanto al buffet de tapas es una opción más típica que puede solucionaros el inconveniente de los gustos muy variados.

Por último está la opción de comidas a la plancha que es un poco más familiar pues requiere que todos los presentes sean carnívoros y no vaya a haber quienes no disfruten de una buena barbacoa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.